Llantas en Promoción Buen Fin

Llantas en Promoción Buen Fin

Últimamente los medios de comunicación los bombardean con noticias sobre la importancia del inflado correcta de nuestros neumáticos. Lejos de una técnica de mercadotecnia empleada por los fabricantes de neumáticos es, simple y sencillamente, una muestra de preocupación por nuestra seguridad y… nuestro bolsillo.

 

En la época de plena crisis económica es sobre todo el último aspecto el que cada día resulta tener más importancia. En fin, cualquiera que sea el motivo que nos lleve a prestar más atención al respecto y revisar el inflado de nuestros neumáticos periódicamente, lo esencial es que nos pongamos a hacerlo. ¡Porque sí nos conviene!

 

 

Llantas en Promoción Buen Fin

Inferior

Un inflado inferior en el neumático provocará que éste sufra deformaciones y, en contacto con la superficie, su banda de rodamiento sea más delgada de lo recomendado. Una presión en los neumáticos de nuestro vehículo que sea inferior por tan sólo 0,4 bar (alrededor de 6 psi) puede provocar desgastes en su estructura interior, y en consecuencia su destrucción o, en el mejor de los casos, su desempeño incorrecto. Un inflado inferior al recomendado también provoca una mayor inclinación durante la conducción, lo cual a su vez ocasiona mayor resistencia de rodamiento que lleva a incrementar el consumo de combustible por hasta un 5%. Esos no son los únicos gastos adicionales a correr, cada vez mayores y más frecuentes, ya que una presión inferior de inflado en neumáticos visiblemente acortará la vida útil del dibujo – por hasta un 25% – con alta probabilidad de un desgaste irregular en cada uno de los neumáticos.

El que no queda convencido con el considerable incremento de gastos derivados de un inflado inferior en neumáticos, deberá tomar nota de que una presión de inflado inferior a la normal significativamente afectará la precisión en la conducción y la estabilidad del vehículo en los virajes. Los efectos resultantes de aquellas deficiencias seguramente no los hay que detallar a nadie…

Llantas en Promoción Buen Fin

Superior

Al contrario de lo que pueda parecer, también deben evitarse en los neumáticos de nuestro vehículo presiones de inflado superiores a la norma. Un neumático sobre inflado será más duro y rígido, y presentará superficie de contacto con el suelo mucho menor de la adecuada. También, al golpear un bache u otro objeto en el camino en caso de inflado superior por medio bar aumentará el riesgo de destrucción del neumático, además de, como en caso de inflado inferior, un desgaste irregular del dibujo. Es más, los neumáticos con inflado superior no amortiguarán debidamente las escabrosidades en el camino y provocarán un manejo áspero, aparte de mayor ruido en el interior del vehículo. Es verdad que la presión superior de inflado en neumáticos levemente reducirá la resistencia de rodamiento y por lo general permitirá mejores reacciones en los movimientos del volante y una mejor estabilidad en los virajes, sin embargo este tipo de prácticas son de aplicación únicamente cuando los neumáticos se utilizan en carreras realizadas en pistas especiales, y no en la conducción diaria, sobre todo en caminos polacos, tan llenos de baches.

Llantas en Promoción Buen Fin

Todos para uno, uno para todos

También hay que tener en cuenta que la presión de aire en todas las ruedas debe concordar con las indicaciones del fabricante del vehículo. En caso de diferentes valores de inflado en las ruedas, los neumáticos sufrirán un desgaste desigual, lo cual originará la necesidad de reemplazar también los que todavía podrían seguir en uso. Esto a resultas de que los neumáticos, como requisito mínimo, deben reemplazarse en gemelos, aunque lo más recomendable es reemplazar a la vez el juego completo, es decir los cuatro neumáticos. Si se produce un desgaste más rápido en el dibujo en un solo neumático (y tenemos que reemplazar dos, como mínimo), al realizar el reemplazo recomendado realmente nos deshacemos de por lo menos un neumático que todavía podría utilizarse. Hay que pensar si ¿podemos permitirnos tal prodigalidad?

Llantas en Promoción Buen Fin

¿Cómo cuidar?

Hay que observar unas recomendaciones básicas para garantizar una máxima vida útil y un rendimiento efectivo a nuestros neumáticos, además de una máxima seguridad tanto del conductor, como de los pasajeros. evitando a la vez los gastos prescindibles. Obviamente podríamos surtir nuestro coche de unos sistemas de control de presión (directos o indirectos) costosos, sin embargo no es éste el único método disponible. Mucho más económico nos resultará un cuidado periódico. Lo ideal sería revisar la presión de inflado cada día por la mañana, antes de empezar a conducir nuestro coche. En caso de que esto no sea posible, procuremos revisar las presiones de inflado en cada neumático por lo menos una vez por dos semanas y siempre antes de emprender un viaje largo. Nos resultarán muy útiles los medidores de inflado electrónicos que fácilmente pueden conseguirse en línea o en la mayoría de tiendas automotrices con un costo de unos 50 PLN. Estos medidores por lo general indican el valor de presión en diferentes unidades de uso común (bar, psi, Kpa). La información relacionada a los valores de presión correctos está localizada en el manual de nuestro vehículo o en el mismo vehículo. Los fabricantes automotrices suelen situar este tipo de información en una placa montada al lado del depósito de combustible, una placa montada en el poste de la puerta del conductor o en la puerta trasera.

 

Al revisar la presión de inflado en nuestro coche tengamos en cuenta una norma fundamental – este tipo de revisiones deben realizarse “en frío”. Hay que recordar que con el aumento de temperatura también aumentará la presión. Por eso se recomienda revisar las presiones de inflado a primera hora del día, antes de conducir (son de mucha utilidad los medidores de presión de mano). Si no podemos hacerlo y tenemos que conducir hasta localizar un manómetro (por ejemplo en una estación de gasolina), tengamos en cuenta que los neumáticos deben enfriarse – el tiempo de enfriamiento dependerá de la distancia realizada. Lo ideal sería una hora pero, si no disponemos de tanto tiempo, esperemos por lo menos unos 15 minutos (después de un trayecto corto). No conviene ahorrar en seguridad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *