Buen Fin de Llantas

Buen Fin de Llantas

!Neumáticos nuevos: atrás!

Una de las teorías más propagadas dice que deben montarse en el eje de tracción los neumáticos que presentan un estado mejor (los menos desgastados). Dado que la mayoría de los automóviles dispone de tracción delantera, los neumáticos en mejor estado se montan por lo general en el eje delantero.

Buen Fin de Llantas

Según otra teoría, se recomienda colocar los neumáticos en la parte delantera para optimizar la direccionabilidad del automóvil, la evacuación del agua y su tracción al circular en superficie resbaladiza o en la nieve. Estimados Lectores, puede que esto os suene extraño, pero nos apresuramos a informar que ambas teorías son… ¡inválidas!

 

La situación más peligrosa y difícil de controlar se produce cuando el automóvil, al frenar en una superficie resbaladiza o al circular en curva, inesperadamente sufre un fuerte desliz hacia atrás (o hasta gira alrededor de su eje). En este tipo de situaciones es muy fácil perder todo el control del coche. En caso de un desliz de las ruedas en el eje delantero al acelerar o frenar, la direccionabilidad del coche quedará limitada. Para recuperarla, será suficiente disminuir la fuerza ejercida sobre el pedal de freno o de gas.

Buen Fin de Llantas

Debido a lo cual, los fabricantes de neumáticos y de vehículos recomiendan siempre montar los neumáticos nuevos o menos desgastados en el eje trasero, sin importar si el coche dispone de tracción en las ruedas delanteras o traseras. Para optimizar el nivel de seguridad aún más, se recomienda revisar la presión y equilibrar los neumáticos que se hayan permutado del eje trasero al delantero.

Desde la época en la cual se acostumbraba utilizar los neumáticos con cámara de aire, nos hemos quedado con la convicción de que los neumáticos en estado mejor deben montarse en el eje delantero, esto para proteger el vehículo del desliz hacia una zanja en caso de un pinchazo en el neumático. Un pinchazo en el neumático, y en consecuencia también en la cámara, provocaba un escape brusco de aire, lo cual podía haber traducirse en un accidente. Los neumáticos sin cámara de aire actualmente utilizados son mucho más seguros. En caso de un pinchazo, la fuga de aire en el neumático es mucho más lenta. Es más, ignorando el pinchazo, muy a menudo seguimos circulando con un clavo en el neumático por un tiempo largo, sin notar la pérdida de presión.

Buen Fin de Llantas

Los usuarios también objetan que la probabilidad de explosión incrementa en caso de un neumático con banda de rodadura más baja montado en el eje delantero. En el área de la banda de rodadura el neumático está reforzado por medio de unas capas adicionales de carcasa de acero. En caso de un impacto a velocidad alta contra un obstáculo o un bache, puede producirse una explosión del neumático. La rotura del caucho se produce siempre en el flanco del neumático, y nunca en el frente de la banda de rodadura, por lo cual su altura no tiene ninguna importancia.

El aquaplaning, es decir el resbalamiento del neumático sobre el agua, se puede percibir cuando ocurre en las ruedas del eje delantero. Cuando son las ruedas del eje trasero las que pierden el contacto con el suelo, no somos capaces de notarlo. Debido a aquello, el montaje de los neumáticos con banda de rodadura más baja en el eje trasero también afectará la seguridad. En caso de una pérdida de adherencia en las ruedas traseras, perderemos el control del vehículo y puede que sea demasiado tarde para poder evitar una colisión con otros usuarios de tráfico.

Siempre hay que recordar que no deben montarse sólo 2 neumáticos nuevos cuando todos los neumáticos en el vehículo demuestran un desgaste considerable. Tampoco es recomendable montar 2 neumáticos de invierno en un sólo eje, puesto que esto afectará el equilibrio en términos de la adherencia del automóvil y podrá provocar un accidente de consecuencias graves.

Buen Fin de Llantas

Así que las recomendaciones indican que los neumáticos nuevos o de desgaste menor (con banda de rodadura más alta) siempre deben montarse en el eje trasero, y además siempre hay que revisar el estado de la banda de rodadura y la presión en la rueda de repuesto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *