PROMOCION DE SUPER FRENOS BUEN FIN

PROMOCIÓN DE SUPER FRENOS BUEN FIN

PROMOCION DE SUPER FRENOS BUEN FIN

¿Conoces tu sistema de frenos? ¿Sabes cómo funciona todo el conjunto y cuáles son los principales problemas que nos pueden dar los frenos? Para esto estamos aquí, para contarte todo lo que necesitas saber del sistema de frenos, y que sepas identificar sus principales signos de degradación. Esta no es una guía para novatos, ni para habituales. Es más una guía para comprender cómo frena un coche y qué tenemos que tener en cuenta para lograr la máxima eficacia en la frenada.                                                                                                                                                                                                         Es muy improbable que nos encontremos en situaciones que provoquen la rotura de un disco de freno, pero sí que podemos experimentar fading u otros problemas menores. Por eso vamos a ver todo en detalle, para arrojar algo de luz al interesante mundo del sistema de frenado.

Tipos de freno y funcionamiento del sistema                                                                                                                                                                                                 Los frenos más comunes hoy en día son los frenos de disco. Antiguamente los frenos de tambor se montaban en todos los coches, tanto en las ruedas delanteras como en las traseras. Con la aparición de los frenos de disco, el tambor se fue dejando de lado por su menor eficacia, pasando primero a montarse en las ruedas traseras, y posteriormente desapareciendo completamente.

PROMOCION DE SUPER FRENOS BUEN FIN

Una clasificación clásica de los sistemas de frenado podría ser esta:                                                                                                                                                       -Frenos de Tambor: consiste un tambor girando solidariamente a la rueda que tiene un material de fricción capaz de frenar el coche cuando se empuja contra el tambor.

-Frenos de Disco: consta de un disco rotor metálico sobre el que se ejerce presión a través de las pinzas de freno (que tienen montadas unas pastillas de material de fricción) mediante un sistema hidráulico, normalmente. Estas pastillas son las que se aplican contra la superficie del disco para generar fuerza de frenado.

-Freno de Estacionamiento: el freno de mano, que actúa solamente sobre las ruedas posteriores y sirve para mantener el coche parado en un estacionamiento.                                                                                                                                                                                                                                                El funcionamiento de los frenos es, básicamente, como sigue: cuando pisamos el pedal de freno, se activa una bomba hidráulica que conduce el líquido de frenos hacia las pinzas de freno. La presión del líquido hace que los pistones empujen las pastillas. Estas pastillas hacen fricción contra el disco de freno, donde la energía cinética se convierte en calor disipado, y así el conjunto del vehículo decelera progresivamente.

Elementos involucrados en la frenada:                                                                                                                                                                                                         El proceso de frenado no se limita tan solo al sistema hidráulico que transmite la fuerza que ejercemos sobre el pedal y lo convierte en presión sobre los discos, fricción y disipación de calor. Por decirlo así, un coche frena correctamente si tanto ese sistema de frenos como las suspensiones y los neumáticos funcionan bien.                                                                                                                                                                                                                            Es muy importante que las ruedas estén correctamente equilibradas, que las suspensiones no presenten holguras ni signos evidentes de deterioro, y que los neumáticos tengan las presiones correctas. De hecho, por mucha potencia de frenado de que dispongamos, si los neumáticos no son capaces de satisfacer la exigencia de los frenos, nuestro coche no responderá adecuadamente al deseo de frenar.                                                                           Siendo el único punto de contacto entre el coche y la calzada, el neumático tiene un límite de adherencia que es el que sitúa, a su vez, el límite en la capacidad de frenado del coche. Si sobrepasamos ese límite en frenada, los neumáticos patinarán, o bien entrará en funcionamiento el ABS (que será lo normal), de forma que la distancia de frenado aumentará. Por tanto, el buen estado de los neumáticos, sus correctas presiones y, también, la calidad del mismo, serán decisivos a la hora de garantizar una buena frenada.

PROMOCION DE SUPER FRENOS BUEN FIN

Del mismo modo, las suspensiones son los elementos del coche que mantienen las ruedas en contacto con la calzada, simplificando mucho. Si las suspensiones no son capaces de absorber las irregularidades del terreno correctamente, es posible que los neumáticos no estén totalmente en contacto con la carretera, y entonces la eficacia de la frenada se ve comprometida.

AMORTIGUADORES VENTA DE MIEDO

AMORTIGUADORES VENTA DE MIEDO

AMORTIGUADORES VENTA DE MIEDO

Los amortiguadores no sólo proporcionan confort en la conducción, sino que también representan una garantía de seguridad, puesto que ayudan a controlar el vehículo, especialmente a altas velocidades y en situaciones de riesgo. De hecho, se le considera uno de los tres componentes esenciales del llamado “Triángulo de la seguridad”, junto a los neumáticos y los frenos. En este artículo te explicaremos cuáles son los síntomas que indican que los amortiguadores deben ser revisados o cambiados.

Balanceo imagen-amorty deslizamiento lateral

Las curvas y los virajes bruscos son otras situaciones en las que se debe contar con unos amortiguadores en perfecto estado de mantenimiento, ya que aportan mayor seguridad. En situaciones críticas, es fundamental mantener el control del vehículo y asegurar el agarre al asfalto. El balanceo, el desplazamiento lateral y la pérdida del rumbo del vehículo son efectos que pueden corregirse si se tiene unos amortiguadores en perfectas condiciones.

Vibración del volante

Al ser los amortiguadores los responsables de una buena sujeción a la carretera, si están defectuosos, producen un bamboleo constante del volante, debido a que las ruedas rebotan constantemente, pudiendo incluso despegarse de la carretera. En estos casos, el vehículo se comporta de manera imprecisa e inestable. Igualmente, unos amortiguadores desgastados producen el deterioro de los otros elementos de la suspensión (muelle y barra estabilizadora) y rótulas.

Errores en los Sistemas de Seguridad

Actualmente, se ha generalizado el uso de sistemas de seguridad como el TSC y ESP, cuya función es actuar de manera automática en casos de inestabilidad, descontrol del vehículo, etc. Si los amortiguadores no están en óptimas condiciones, el vehículo no actúa correctamente, por lo que estos sistemas malinterpretan las señales que emite el coche.

Desgaste de los neumáticos y aumento de la distancia de frenado

Los neumáticos son otros elementos que resultan perjudicados por su mal funcionamiento, llegando a desgastarse hasta reducir su vida útil en un 20%. Si se unen unos neumáticos desgastados con unos amortiguadores en mal estado en el momento de frenado de un vehículo circulando a 100 Km./h., la distancia puede aumentar en 3 metros. Es aún más peligroso si el vehículo tiene el sistema de frenado ABS, aumentando hasta 5 metros el recorrido de frenado. Esto es debido a que en estos casos, el neumático rebota y salta, perdiendo el contacto con el asfalto. Para evitar problemas con los neumáticos, no dudes en visitar Neumáticos.

AMORTIGUADORES VENTA DE MIEDO

Cambiar amortiguadores cada 60.000 kilómetros

Los expertos aconsejan sustituir los amortiguadores y las patas de suspensión de un auto cada 60,000 kilometros. Las pruebas han demostrado que los amortiguadores y las patas de suspensión del equipo original se deterioran de manera perceptible a los 60,000 kilometros. En muchos vehículos corrientes la sustitución de estas piezas desgastadas puede mejorar las características de manejo y confort.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuándo debo cambiar los amortiguadores de mi coche, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Reparación y mantenimiento de coches.

AMORTIGUADORES VENTA DE MIEDO

Consejos

Si notas algunos de estos síntomas te recomendamos que vayas a tu mecánico de confianza “SUPER FRENOS”  es el que te puede ayudar más.

 

“Deja tu comentario”